Suscripción

Seguí este Blog en:
feeds RSS
Twitter
Facebook


Compartí esta nota
| | Más


El beso perfecto (Nidia Vidal)  

Posted in , ,

¿Qué son las historias de amor? Si, esas que puedes ver en la tv, en el cine, en innumerables libros, ¿Son representación de la realidad o sólo son idealizaciones de una mente frustrada ante la aplastante verdad? Quizá la única manera de descubrirlo es experimentando; sentimientos, corazón y orgullo son expuestos y corres el riesgo de ser lastimado, humillado, o felizmente correspondido, no lo sé.
Ella se levantó ansiosa esa mañana, durmió pocas horas, las palabras de su mejor amiga rondaban en su cabeza “Él te besará saliendo de clases, sus amigos lo dicen”, a pesar del insomnio que esto le causó ella no se ve cansada, al contrario, tiene una vitalidad asombrosa, una vacío en el estómago que es similar al que da cuando uno lleva muchas horas sin comer, pero era diferente, por que aunque lo intentara no pudo probar bocado. La adrenalina la dominaba, ninguna actividad parece ser lo suficientemente interesante como para distraerla de su pensamiento original, el beso perfecto del chico perfecto, su mente se ha perdido en diez palabras que ni siquiera habían salido de la boca del joven que le interesaba, pero para ella son todo su universo en este momento.
El maquillaje de mamá sirve para atenuar las ojeras, pero no disimula el rubor de sus mejillas, no hace más discretos sus expresivos ojos, ella no puede ocultar su emoción. Este día tardó más ella en arreglarse para ir al colegio, al parecer su cabello también había tenido mala noche, con ningún peinado se sentía conforme, buscaba la perfección hasta en el más mínimo de su apariencia física, se mira al espejo esperando encontrar su mejor ángulo, su mejor sonrisa, la mirada perfecta y así asegurarse de que ese momento sea maravilloso, único, inolvidable.
La primera vez que ella lo vio sintió que era el chico de sus sueños, sus ojos castaño claro, su cabello rubio y enmarañado, su piel blanca y pálida inundaron sus pensamientos, y ahora ella estaría con él por siempre, con un amor idílico; al parecer todos esos hechizos de amor que vienen en las revistas para jovencitas por fin habían surtido efecto, ya no tendía que escribir el nombre de él con lápices en sus cuadernos y ocultarlo a la vista de los demás, ahora podrá escribirlo junto a su propio nombre y dejar que cualquiera se de cuenta de su amor.
En el colegio ella siente las miradas de sus compañeras, escucha susurros en el ambiente que no logra deducir, no entiende si expresan burla o envidia, pero les resta importancia, no se siente avergonzada, pero el miedo a hacerlo mal absorbe ahora todo su pensamiento. Las horas de clase pasan lentas, pero a la vez, la expectativa del gran acontecimiento que le depara hace que las horas sean ligeras, como nubes empujadas con el calido soplido de una brisa de verano. El momento ya está cerca.
Cada paso que da lo siente como una eternidad, quiere y no llegar a su destino, desea que esa forma de palpitar de su corazón dure para siempre y mientras camina crea una fantasiosa novela de amor en su cabeza, entre ideas entrecortadas ella se ve mentalmente tomada de la mano de él, presumiéndole a todos los que la vean “si es mi novio y lo amo”, palabras fuertes que ella aun no entiende pues nunca las ha empleado realmente.
Por fin están frente a frente, él, el chico más lindo que ella ha visto está cerca de ella, su sonrisa es cálida y tierna, lo que toda chica busca. La atmósfera es perfecta, nadie está mirándolos, son sólo dos individuos buscando reconocerse en los labios del otro, los centímetros van disminuyendo entre ellos, sólo queda un aliento de distancia, de repente, una sensación de humedad, pegajosa, una lengua que no deja de moverse sin que ella pueda reaccionar, los dientes chocan, ella no sabe si mover las manos o concentrarse en la asquerosa saliva que él deja impregnada en sus labios y en su barbilla, que experiencia más triste, el primer beso no es como ella lo soñó, conforme avanza el tiempo pegada a él, disminuye la emoción de su pecho, su pulso se regulariza y ella iba cayendo en un decepción de la cual no se recuperará fácilmente. Esto es una estafa, sus sueños se desvanecen en segundos. Espero que le quede la esperanza de un segundo “beso” menos desagradable.

Nidia Vidal

2 comentarios

Como todo lo que escribes. !FANTÁSTICO¡ Me gustó mucho.

solo son idealizaciones d la mente...

Publicar un comentario



Compartí esta nota
| | Más

Temáticas

ajedrez (1) amistad (3) amor (32) angustía (5) arrepentimiento (4) Bizarro (2) conquista (5) curiosidades (2) dadaismo (3) depresion (6) desamor (7) dios (2) dioses (1) dolor (7) enamorado (11) espera (2) esperanza (4) familia (17) felicidad (1) flor (1) Gracioso (11) hecho histórico (2) heroísmo (2) hijo (5) homosexualidad (1) ilusionismo (3) israel (1) japonés (6) leyenda (2) locura (6) Magia (5) maldad (3) matrimonio (3) mediocridad (1) mentira (1) mitología (2) moraleja (9) muerte (33) nieto (2) niñez (11) nostalgia (8) odio (7) ojos (5) Oriental (8) paranoia (2) política (2) racismo (2) religión (2) rencor (4) ruptura (4) sabiduría (1) sangre (2) sexo (4) soledad (18) sueños (2) suicidio (6) surrealismo (4) suspenso (11) terror (8) tortura (2) traición (6) tristeza (14) vejez (10) venganza (5) violencia (6)
Translate this page

Sobre mí

Mi foto
Jorge Kagiagian
Buenos Aires, Argentina

Ver todo el perfil
Biografía apócrifa

Biografía Apócrifa

Nacido en el momento y lugar equivocados.
Educado bajo un rígido sistema de valores que colapsarían tempranamente dejándome a la deriva, sin moral alguna. Continuaría navegando sin rumbo destrozando todo lo que era… Renunciando a dios y a la sociedad, encerrado en un estado demente: el autismo sería el único amigo de mi mente enferma.
La esperanza habría de golpear la puerta de mi hogar. Pero ya he aprendido; eternamente se repetirá y tendrá mil caras diferentes pero que siempre se convertirá en decepción. Aquel viejo amor regresará y luego de la traición partirá sonriente... y mis lágrimas caerán sobre el papel para convertirse en letra y en poesía.

Mientas tanto, sin rumbo, sigo desafiando al olvido con mi risa irónica, resistiéndome a destruirlo todo para poder seguir narrando los reflejos de un alma perturbada...
los reflejos de mi alma.

Contacto

Contacto


e-mail/MSN/Gtalk

jorgekagiagian@gmail.com
Se produjo un error en este gadget.

Lectores